sábado, 14 de julio de 2018

razones

porque
no alcanza
con poner
la vida
a dieta
de cama
y quetiapina,
con la música
como única manera
de decir la verdad.

por buda,
que no deja
de rascar
los vidrios
desde que
se levantó.

porque
recién ahora
viene a caer
la ficha enorme
aplastando el
pecho, ahora
el pecho
ese lago
seco donde
no descansás
la cabeza.

por el tiempo,
también, que
dejó de existir.

porque todo
es espacio:
el silencio
de caminar
al tun tun
para que
pase la fiebre
y que fijar
la vista
no sea verte
hasta en
los vidrios
de los vasos
que rompo
contra las
paredes,
ciego
de bronca.

porque
a veces
no andan
las pastillas
y lo humano
me toma la base
del cerebro,

me acuerdo
que no soy,
que no existo,
que cuando digo
uno en realidad
hablo de un hueco.

por el par
de medias 
blancas
que usabas
para ir
a correr
puestas
a morir
de sed
en un cajón,
a lo oscuro,

todo
lo tuyo
en cajones
que cierro,
confundiendo
la metáfora
y la cosa,
pero cierro,
e invariablemente
vuelven a abrirse
en momentos incómodos
ejemplo estando desnudo
ejemplo pagándole al delivery,

incluso
al otro lado
de la cortina
del sueño.

porque
pierdo el hilo
y la billetera
y las llaves,
tropiezo hasta
con las vocales
más abiertas,

no me hace
pie la lengua,
fumo en ayunas
y todas esas
cosas que ya
sabés y las
que no.

porque
te extraño.

porque no
me hablás
ni para
decir mentiras.

porque de
todas maneras
no sabría qué
decir, pero
entendería
el cuerpo
la casa
los huesos
y las semanas.

miércoles, 20 de junio de 2018

de ayer y hoy

subir
a la terraza
y curar
la pena
con un salto
final que ponga
de manifiesto
lo que ya se
sabe:

no es
autodestrucción:

estaba
muerto desde
que te fuiste.

martes, 19 de junio de 2018

pegue su tren

tutu
me dijo
que nos
tomemos
un tiempo,
que mejor
no hablar
por unos
días.

a veces,
la diferencia
entre los curados
y el resto
se manifiesta
en cierto
silencio
frío como una
mesa de morgue.

hoy colombia
se comió
sendo pesto
con japón:
podría fingir
felicidad,
pero ni eso.

entonces pongo
el último concierto
del bocha: universidad
de la matanza, con
el vuelto.

y lloro.
no sé porqué.
mentiría si
dijera que
es por vos.

en remolinos,
la cabeza va
poblándose
de muertos,
de casas
ahora llenas
de turistas.

lloro
las piernas
del diego
en el noventa
y cuatro,
el penal
de messi,
las ocho
putas cuadras
de siempre.

como si alguien
me hubiera apretado
un botón, o abierto
una canilla adentro.

como un acto
reflejo que
tiende al cero
sin tocarlo
jamás.

sábado, 16 de junio de 2018

estaba tan triste joder

tomé
como si
la tristeza
no tuviera
otra orilla.

como si
el drama
resolviera
en la garganta.

la noche
fue brasa
en la panza
y grito roto.

ahora que
todo pasó
tengo ganas
de hablar
de nosotros,
pero el
pronombre
suena hueco

y cada vez
es más difícil
adivinar los
bordes de tu
cara entre el
ruido metálico
de los días
de invierno.

y un coche afuera esperándote

miré
tus dibujos
por enésima
vez al volver
acá.

la pena
no cede:
todavía
te espero
y cada vez
que me quedo
solo, lloro
por lo que
podría haber
sido.

no sos vos,
ni la distancia
entre las dos
casas.

es el tiempo,
que, como toresani,
no existe.

miércoles, 13 de junio de 2018

feliz mental ensamble


no pensé
en vos:
canté fuerte,
con el bobo
apretadito
entre los
dientes y
las palabras.

dejé
en casa
la neura
y salí.

después
no sé más.

pero ahí,
mirando
al costado
el fuego
que salía
de los pibes,
entendí algo.

coria
lo había
dicho hace
minutos: no
somos importantes.

casa
es donde
hay música.
todo lo demás
es verdurita.

viernes, 8 de junio de 2018

sueños premonitorios, pero de otra persona

atragantada
por las luces,
guardia vieja
vomita colectivos
verde agua.

buda rasca
el mosquitero
maullándole
a la noche,
o a cosas
que sólo
él ve.

lo sigo
por joder,
hasta que va
a pararse
junto a
la lámpara
de la pieza
y proyecta
su sombra
sobre lo
que era
el placard
de materiales.

entonces vuelvo
a la silla.

olivita duerme.

es de madrugada,
escucho influencia,
pero sin tentar
al diablo.

a veces
es bueno
cambiar un
poco el guión,
aunque sea
para desconcertar
paranoicos.

miércoles, 6 de junio de 2018

intención

versos
que le hagan
a la realidad
un tajo por
donde escapar
llevando entre
manos la vida
a vivir la muerte.

martes, 5 de junio de 2018

rompeportones

dejar
de morder
las pesadillas
puede ser
una cuestión
maxilar, pero
también es
una declaración
de principios:

no voy a estar
cuando caigan
el resfrío
y la tristeza,
no voy a regalarle
el cuerpo a la
sombra.

a fin de año,
cuando vea
la primera
cañita voladora
no voy a llorar
pensando pelotudeces.

todo
lo que hay
me lleva
en andas.

domingo, 3 de junio de 2018

casa

le diste franco
a tu angel custodia,
te tomaste vacaciones
de la neura cotidiana.

trocaste la tristeza
por discos cantados
en tu idioma, pusiste
la paranoia a hacer
la siesta.

¿y todo
para qué?

volver a casa
es siempre
hablar de vos,
pero de a poco
voy entendiendo
para qué sirven
los tiempos
verbales.

jueves, 31 de mayo de 2018

chispa

dejé
de escribir
para no
nombrarte.

ya duermo
en el medio
de la cama,
con los gatos
entre las
patas.

a veces
algún viento
te trae
de vuelta,
trucos que
la memoria
tiene, sobre
todo de madrugada.

algunos días
pienso en vos
antes de dormir,
como antes
me tocó pensar
en el juan,
la élida
y todos
los que
de a poco
se fueron
yendo.

domingo, 27 de mayo de 2018

hasta perder la razón

hacé
de cuenta
que sos
un hijo
para nosotros,
me dijo
la tía nelly.

afuera llovía
tupido, pero
se me llenó
al toque
el bobo
de sol.

después
el ñato
abrió un
vino, yo
serví
los tres
vasos
y comimos
hasta que
nos dió
la panza.

uno
suele enroscarse
con toda clase
de idioteces,
pero la felicidad
es en verdad
bastante simple:

calor de casa,
campo abierto
y un par de flores
para desmenuzar
antes o después
de las comidas.

sábado, 26 de mayo de 2018

lo hizo de nuevo.

refranero psicotrópico

pienso
que la única
razón por
la que no
estamos,
es por vos,

dijiste hace
varios meses,
mientras yo
trataba de
entender
lo que pasaba
a mi alrededor
y fallaba
mucho.

ahora
que sí
entiendo,
empujo
la tristeza
con los dedos
noche arriba,

armo rayitas
con el desconsuelo
y después las
desaparezco
de a una.

dicen
que no
se menciona
la soga
en la casa
del ahorcado,

pero mi
deporte
preferido
sigue siendo
decir tu
nombre.

martes, 22 de mayo de 2018

beast of burden

soltar
no es olvidar,
explicó marcello
cuando yo le dije
que toda la gente
me encomendaba
un sentido y yo iba
pal contrario.

en el momento
me cerró, pero
entre el tabaco
y el tiempo
ya me es difícil
recordar tu olor
a primavera,
tus charlas
de entrecasa
con los gatos.

cosas simples,
sí, pero ahí
apoyaba los días
en vez de llevarlos,
como ahora, todo
el tiempo arriba
del lomo.

domingo, 20 de mayo de 2018

ella hablar y yo hacer silencio

ya no
hay nadie
en el espejo
de la pieza
donde solías
mirarte

mientras yo,
del otro lado,
puteaba entre
dientes por
la demora.

ahora todo
se llenó
de silencio:

le peleo con
Don Alfredo,
pero igual
se hace difícil

sobre todo
cuando los
gatos te buscan
por la casa,

como si
hubieras
ido nomás
al chino
y estuvieras
al caer.

x-games

como
la pierna
golpeada
en el punto
exacto
de la rótula.

como una
arcada
en la mesa,
o esos sueños
que te caés
y sentís
el vacío
en el cuerpo.

todo bien
con el bungee
jumping,
pero para
deporte
de riesgo,
me quedo
con nombrarte
los domingos.

jueves, 17 de mayo de 2018

la sombra del objeto cae sobre tu hermana

pienso en vos
pero no es vos,
es una gracia
que hace
mi cerebro
para devolverme
de a poco
todo lo puse
ahí y ahí
se fue
a ocho
cuadras,

al olvido.

miércoles, 16 de mayo de 2018

tres

cinco
por uno
no va a
quedar
ninguno,

digo
mientras
meto en
una bolsa
las pocas
cosas que
dejaste.

después
le hago
un nudo
parecido
al que tengo
en la garganta.

-.-

entonces
seguir
a flote:

la risa
que viene
justo después
de dar vuelta
la cabeza
para decirte
algo y que
no haya nadie.

-.-

todo
lo que no
hacemos,
nos hace.

martes, 15 de mayo de 2018

lunes, 14 de mayo de 2018

amor

todas
las pesadillas
escampan
cada vez
que olivia
viene a
dormir
sobre
mi pecho.

sábado, 12 de mayo de 2018

el reino del ñato ix

lloré
apretando
la cabeza
contra el
colchón
para no
hacer
ruido.

después
salí a
la calle:
gatita
blanca
me calcó
los pasos
en el ripio.

incluso vino
a enredarse
entre mis pies.

vomité
y seguí llorando
hasta que se me
secaron del todo
los ojos.

el perro
del milico
ladraba
sin pausa.

noche larga,
sí, pero al rato
siempre amanece.

viernes, 11 de mayo de 2018

el reino del ñato viii

hoy amaneció
sin lluvia.

todo
se cubrió
de una luz
ambarina.

siesta.
gritan las chicharras,
la pradera se mueve
de un lado para otro
por el viento.

adentro
los tíos duermen
con la radio
local encendida.

acá los pájaros
están dele trinar,
contestándose de
un árbol a otro.

no sé cómo,
pero aun
bajo este
sol enorme,
tu sombra
siempre
me cae
encima.

jueves, 10 de mayo de 2018

el reino del ñato vii

después
de la sequía
vino el agua,
verdeó todo
lo que antes
era yermo.

la vida manando
de las junturas
de la tierra
un poco me hace
acordar a tus
dibujos,

escenas vegetadas
para hacerle
contrapeso
a la pena.

es un minuto
y pasa, pero
cuando sueño
que me escribís
mandando besos
para los tíos
siento algo
muy parecido
a la alegría.

miércoles, 9 de mayo de 2018

el reino del ñato vi

el Ñato
hace la siesta
en la cocina.

yo salí
a fumar al ripio,
entre el quilombo
de los teros
y la llovizna.

se escuchan
los camiones
de la ruta,
dele llevar
y traer todo
lo que da
el campo.

arriba del canto
mezclado de los pájaros,
yo hago el silencio
y después
te nombro.

el reino del ñato v

mirar cómo
brota el pasto
todo salpicado
es una plegaria,
pero también
puede ser
un grito
de guerra.

besame, que llueve
hace días y estoy
harto de morderme
los dientes.

que se me pegan
al cuero las sábanas
y no consigo arrancarlas,

que todo
el calor de casa
se llena de preguntas
cada vez que anochece.

martes, 8 de mayo de 2018

el reino del ñato iv

en el terreno
frente a la escuela
un ternero bala
bajo la llovizna.

el molino gira
y gira, contándole
las costillas
al viento.

es temprano,
pero vuelvo
a servirme
vino:

unos versos más
mientras la pena
hace la siesta.

el reino del ñato iii

le hablé de vos
a todos durante
el almuerzo.

ahora llueve
y es más fácil
recordarte: hay
el mismo olor
a verde, como
si recién salieras
de la ducha.

pienso
en todas las
formas de la
ausencia: la
cama deshecha,
el cielo gris,
decir sólo
por hoy,
aceptar,
abrazarse
a un hueco
con forma
de árbol.

tiro el pucho
al pasto
y se apaga
enseguida.

los loros
chillan sobre
el maizal.

la vida sigue
a pasos cortos,
como si nosotros
no hubiéramos
existido
nunca.

el reino del ñato ii

en la terminal vendían
chapitas con tu nombre,

es curioso como lo que perdemos
se nos aparece en todas partes.

hoy dejó de llover,
ya se escuchan las ranas
y los otros bichos
que andan a lo oscuro.

gatita blanca duerme
en el pilar de la luz,
lejos del alcance
de los perros.

más allá está
el campo, la
noche abierta:

el único cover
de dios que todavía
sobrevive al hombre.

el reino del ñato

el ruido del campo
es mas fuerte
que las murmuraciones
del pensamiento.

los pájaros no saben
del desengaño, el
viento no tiene dueño.

a lomo de caballo
pasa un paisano,
levanta el brazo
para saludar y yo
hago lo mismo.
un perro lo sigue,
después los dos
desaparecen
ripio abajo, más
lejos, para el lado
de la vía.

Escriña es todo
lo opuesto a la
muerte: chillan
los pájaros, el
aliento de la tarde
silba al cruzar
las ramas de los
espinillos.

mientras las ovejas
del vecino pastan
a mansalva,
yo escribo la tarde.

me elijo al sol,
a resguardo del mono
que grita tu nombre
en mi cabeza.

viernes, 4 de mayo de 2018

la mano ahí abajo

pensé
que eramos
indestructibles,

te dije
cuando vos
mencionaste
algo roto
para siempre.

fue la última
vez que hablamos.

después
se hizo
de noche
y yo apreté
tu nombre
entre las
muelas.

al olvido,
sí, pero
pataleando
y con los ojos
abiertos.

miércoles, 2 de mayo de 2018

significante amo

llueve.
hace días
que llueve
todo el tiempo.

el techo
del balcón
aumenta el
ruido de
las gotas,
los pájaros
de siempre
buscan cobijo
en los árboles,
más allá de
la medianera.

ya no
te espero:
le eché llave
al placard
donde antes
tus cosas
de dibujo,
cerré puertas
y ventanas.

con los míos,
todo.

pero
a la pena,
ni justicia.

martes, 1 de mayo de 2018

las aventuras de mauro

alguna vez
me voy
a cansar,

decías en
una medio
pedrito
y el lobo.

hasta que
te cansaste.
del todo.

de nosotros
ni la jerga,
ni los planes,
ni el gusto
en la boca.

apenas
la garganta,
ese nudo
por las
noches,
cuando los
gatos vienen
a agolparse
para lavarme
lo pablo.

lunes, 30 de abril de 2018

mañana

ahora tengo
en la cabeza
una de esas
fiestitas de
pasti y joda
artificial
para que bailen
los macristas.

me sale música
de los dedos:
patrones
repetidos,
inarmónicos,
supresores
de conciencia.

mientras
voy desgrabando
la ausencia,
miro fijo
la pared
donde antes
tus fotos.

ahí mismito
pienso
dejar
el cerebro
de pintura.

sábado, 28 de abril de 2018

help

recién
le dí de comer
a los gatos.

ahora los
escucho
masticar,

por guardia
vieja pasa
el noventa
y dos echando
agua para los
costados.

pero
no llueve
para nosotros:

no hay
películas,
ni discos
de los
beatles.

no nos
abrazamos
con los pelos
revueltos
y la mañana
crecida.

¿para qué
el ruido
de las gotas
si acá nadie
fuma a medias?

viernes, 27 de abril de 2018

rojo y blanco

ser como
el pelado
almeyda:

besarse
el escudo
cara a la
popular
de la pena,
vender
la derrota
a un precio
que nadie
pague.

poema para ser leído por costa febre con audio ambiente

anoche vino
un amigo
y me dio
un peludo
bárbaro
al futbolito.

yo tomaba
cerveza
y trataba
de explicar
que vos,
o que vos
no, mientras
el tipo se
la tiraba
larga al
nueve, que
las agarraba
todas.

cuando
me quise
acordar,
ya no había
partido.

ahora,
que pienso
en nosotros,
la cabeza
solita empieza
a cantar:

tiraste gas,
abandonaste.

miércoles, 25 de abril de 2018

me decís que no

apilo
los recuerdos
que el tiempo
se trae
entre manos,
los dejo
en el lado
vacío del
placard.

barro,
hago la siesta
y la vuelvo
a hacer,
cambio
las piedritas
sanitarias,
escucho a
Don Alfredo
entre mates
con cedrón.

lloro cuando
agarro pringles
sin querer,
o cuando voy
a buscar flores,

cuando la tarde
se hace de noche,
o algo me parece
tan de nosotros
y no, porque
no hay más.

lloro cuando no
te puedo mostrar
youtubes del
payaso aimar,
o cuando pienso
en el mundial,

cuando lo miro
a falcao
con el nene
que le agarra
la rodilla
y le dice
el niño dios
lo va a curar,
yo lo sé,
lo sé, dice
el nene

y falcao llora
y yo hago
lo mismo
que él.

martes, 24 de abril de 2018

brillantina, joda loca

estaba
escuchando
el asesino
dentro de mí
y de golpe
me cayó
el fichón:

la pena
no es importante.

no sé
cuál era
la pregunta,
pero sí,
fui yo.

lunes, 23 de abril de 2018

getaway

escucho
pearl jam
como los perros
se lamen
los raspones.

te nombro.
mucho.

apilo
una siesta
con otra.

dejo
las botellas
vacías en
el balde
rojo.

hago listas
poco claras
en plan memento,
como quien
rompe ramitas
por el camino
para saber
cómo volver
a casa.

el blues de la impermanencia

escampó
de golpe,
hay una
luz lechosa,
buda trasmuta
entrecerrando
los ojos y
olivia duerme
despatarrada
en el sillón.

a veces
confundo
algunos colores
con la calma,
suelto
por un rato.

y funciona.

seis

te llamé
como seis
veces, pero
la relación
está en fase
dealer:

siempre hay
que esperar.

entonces
vengo acá
y escribo,

cambio
los muebles
de lugar,

hablo con
los gatos.

nada resulta.
nunca, pero
se rema.

como si
sortear
el agua
y nombrarte
fueran
una misma
cosa.

sábado, 21 de abril de 2018

uno de los días

hoy saqué
las botellas
de la mesada.

si cierro
fuerte
los ojos,
todavía
te veo
en el marco
de la puerta,
de entrecasa.

ahora camino
por el living
y encuentro
tus invisibles
sembrados en
el suelo.

bastante
presente
estás,
para alguien
que se fue.

viernes, 20 de abril de 2018

día tres/cuatro

buda y olivia
miran la lluvia
mientras tomo
mates y le doy
pelea a la memoria.

el jardín quedó
despajarado por
completo,
no vuela
ni una mosca,
todos buscan
resguardo
del agua.

salgo
al balcón
y miro llover
yo también:

hago
un esfuerzo enorme
para no nombrarte.

y fallo.

miércoles, 18 de abril de 2018

día dos

ayer fui
al ciclo,
toqué tres
canciones,
lu y ale
la rompieron
toda, cantaron
una armonía
hermosa que
nos dejó
flotando
a todos.

despues
salí
a fumar,
traté
de masticar
la memoria,
pero no
hubo caso.

todo
me hace
acordar.

ahí
en el bar
había un
tipo con
los ojos
como platos:
hablaba sin
pausa, como
empujando
las palabras
con la voz.

dijo unas
cosas sobre
lo que canté:

casi que pude
escucharle
el nylon
y el caramelo
en la garganta,
pero la dejé
correr.

más o menos
lo mismo que
hago con todo
lo demás.

martes, 17 de abril de 2018

día uno

el jardín
de atrás
se llenó
de torcazas:
hicieron nido
en los árboles
que dan a la
enredadera.

buda
y olivia
las miran
con ganas,
buscando
la manera
de sortear
la reja,
pero después
se conforman
con cazar
polillas
desprevenidas
en el balcón.

del otro lado
lo de siempre:
días que brotan
sin solución
de continuidad,
la memoria crecida
y una piedra seca
en el lugar
del bobo.

a veces,
a la tardecita,
el departamento
se inunda
de una luz
medio amarilla
y se hace
el silencio.

ahí estiro
los brazos
abro grandes
los ojos

y escribo.

lunes, 16 de abril de 2018

indicaciones notorias de algo

vos decís
que ahora
no, que
en el futuro
etcétera.

el abuelo Juan
decía: nadie
se muere
en la víspera.

yo abro
un vino.

y casi en
silencio
te escribo
un último
poema.

jueves, 12 de abril de 2018

miedo al ruido de los autos

camino
la casa
atolondrado,
buda y olivia
todavía
te buscan,
el cuadro
del balcón
mira donde
solías dibujar.

y yo también,
detrás de los gatos,
tanto que giré
la cabeza
tres veces
para hablarte
mientras
escribo
esto.

ahora
en el patio
de atrás
hay una chicharra
que se ganó
mi cerebro

así voy:
con todos
los sueños
pixelados
y ruidos
de insecto
en la señal
del alma,

en rumbo
franco
al olvido

viernes, 6 de abril de 2018

de percutores y remedios

ese momento
donde te ganan
del todo
la espalda,
la tiran larga
y vos decís
cómo no lo ví
mientras corres
en falso igual
que un hamster
en la ruedita.

todo
el
puto
tiempo.

martes, 3 de abril de 2018

cura de sueño o fujiya & miyagi

en treinta días
mi cerebro va
a reconstruír
conexiones
de modo tal
que no voy
a escribir
estos poemas,
no va a hacerme
tanta falta verte
para respirar
sin dificultad.

en treinta días
habré desinvestido
el objeto y somos
eso ¿sabías? un
accidente, el
permitido de
la semana.

en treinta días
voy a estar entero
y no va a doler,
no va a ser
imposible
sortear el día
sin nombrarte.

porque
eso hacemos
con el tiempo:

espacio.

sábado, 31 de marzo de 2018

fiestafiestafiesta

el mate
a la mañana
los discos
viejos de
david bowie
la tele
almagro
el tabaco
los recuerdos
de facebook
la casa
las toallas
limpias
los gatos
en el balcón
las siestas
de nueve horas
las puteadas
a lo oscuro
los sueños
la calle
los colectivos
la comida
el porro
el vino
tinto

todo parece
construído
con el mismo
material
que tu lado
vacío en
la cama.

jueves, 29 de marzo de 2018

un cover de gagging order

va el cuerpo
calle abajo:
canilla abierta,
unos perros,
el chino cutre
de las cosas
vencidas.

un trailer
de edesur
le da corriente
al edificio
frente a la
sociedad
calabresa
y llena
la cuadra
con su
griterío
mecánico.

más allá
pringles,
la huella
que me
llevaría
de memoria
hasta tu casa,
sino fuera
porque yo,
o porque hoy.

quedan
tus favoritos
en mis visitas
de youtube,
jugar a que
doy vuelta
la cabeza
para mirarte

y aparecés.


martes, 27 de marzo de 2018

todo lo que no es jugar a batman

ordeno la casa.
hago canciones
de tres acordes.
cambio con
regularidad
las piedras
de los gatos
y les lleno
los platitos.

escucho chamamé
de manos de los nuñez,
no digo tu nombre,
fumo en el balcón,
duermo dieciséis
horas corridas
y después
la siesta.

está claro:
hacer listas
no va a curar
la ausencia,

pero
son éstas
las cosas
que hago
a medida que
acostumbro
el cuerpo
a no esperarte.

martes, 20 de marzo de 2018

la alegoría de tu hermana

no voy
con esos
que te hablan
de la energía
al primer
cuartito.

ni con los
muchachos de
la revelación,
que la vieron
y te quieren
venir a decir
cómo es.

se hace
a oscuras.
entre lo
perdido.

como en
la caverna,
pero afuera.

viernes, 16 de marzo de 2018

misiva feliz

no sabés,
river guapeó
el partido,
se los llevó
puestos, tendrías
que haberlo visto:
las divididas
fueron nuestras
todo el partido.

de refilón,
mientras miraba
la tele,
me entraba
en el rabo
del ojo tu foto
con el abuelo
y sofía a upa.

entonces pensé:
si estuvieras
acá qué purga
se comería
el negro,
qué manera
de reír en
mi imaginación.

igual cenamos
en paz y después
nos abrazamos

cuando se
me hizo imposible
disimular la felicidad
en el cuerpo, salimos
para casa con la nena,
como vos le decías.

supongo
que de esto
hablan cuando
dicen una de cal
y una de arena.

eso será
lo que suena
hueco cada
vez que me río.

jueves, 8 de marzo de 2018

hablando de aniversarios

yo
voy a escribir
la historia
de lo que podría
haber sido:

ir a vera
al menos
una vez
por semana,
jugar a los
dados, o a
la escoba
del quince,

acordarnos
del abuelo
y de la gente
de escriña.

eso,
o dilucidar
la tos
del alemán
que te picoteaba
la cabeza.

siempre
con amor
franco,
de ese
anterior
a las palabras:

el cuerpo
abierto,
la mente
aniquilada
por la experiencia
sensible.

así,
extrañarte
es pegarle
la vuelta
a los tiempos
verbales.

darte
un presente.

lunes, 5 de marzo de 2018

noblezobliga

el viento
le desordena
las ramas
a los árboles
de siempre.

las sombras
se alargan
como galgos
negros detrás
de la medianera
y van a desaguar
al sinfín
de la noche.

como los teros,
grito donde no
es nido. escribo
y hago trampa
en partes
iguales.

miércoles, 28 de febrero de 2018

la pregunta de comizzo

ya desleí
todos los
libros de
la biblioteca
que te llevaste.

le eché llave
al placard
de materiales.

en la casa
no zumba
una mosca
sin que buda
lo sepa y olivia,
de mañana,
viene a
enredarse
entre mis
pelos.

lo que
no sé es
que hacer
con el eco,
salvo
aprenderlo
de memoria
y anticiparme.

a la vida,
o la caída
con mañas
de arquero.

domingo, 25 de febrero de 2018

sola mente

en el departamento
hay un eco raro,
los gatos todavía
no se calman,
ayer eché raíces
en la silla y así
amanecí, como a
punto de decirte
algo.

la enredadera
crió dos flores
rojas enormes,
hicieron nido
otras torcazas,
me falta regar
las plantas
y barrer,
pero ahí
vamos.

una cosa
por vez.

al futuro
a pasos cortos,
en chancletas
de domingo.

miércoles, 21 de febrero de 2018

en muchos niveles

capaz hay
que agarrar
la vida
con los
dientes.

no decir
de las cajas,
ni los bichos
muertos de
la lámpara.

darle
noche adentro
a todo pulmón,
hacer fuerza
para abrir
los ojos
todavía
más.

o capaz
todo lo
contrario:

carajo,
no puedo
hacer esto
solo,
me pestañean
las farmacias,
se me cierran
en la cara
las latitas.

o capaz
no hay
que hacer
nada.

buda lo sabe.
por eso duerme
hecho un ovillo,
abrazándose
a sí mismo.

domingo, 18 de febrero de 2018

vapeando espero

sean eternos
los laureles
que supimos
conseguir
recita
la memoria
mientras vos
le hablás
a los gatos
con semilla
de mudanza
en las
palabras.

capaz
que no sé
vivir, que
perdí registro
de lo sensible
en la gira.

capaz es tanto
diente lo que
oigo en lugar
de la voz

y que el día
nos aguarde
inmenso, pero
en pronombres
distintos
para siempre.

capaz
los buenos
tiempos fueron
eso: nuevos
rocanroles
a la hora
del amor

después
enredadera
y saludarse
de mañana
con olor
a futuro

no sé.

tengo
todo el tiempo
lo contrario
a una certeza
en la punta
de la lengua
y así ciego
voy pisteando.

si me ves
alejarme,
pensá
de nuevo.

en realidad
no me voy,
estoy tomando
carrera.

viernes, 9 de febrero de 2018

socorro quinto libro

yuejing,
lo perdido.

aprender
a hablar
con los ojos
y los brazos
abiertos.

que quede claro:
este silencio no
es imposibilidad.
es mi versión libre
de tu nombre.

jueves, 8 de febrero de 2018

todo lo que no es escuchar 432 es dormir

ya es la hora
mozo cobre acá
digo con el mismo
cansancio que
voy a arrastrar
el resto del día

en el sueño
nadie cobra nada
no hay acuse
de recibo

yo los miro
o creo que
los miro

ellos hablan
entre sí
mientras crece
como un yuyo
la paranoia
entre todas
las palabras

las paredes
las puertas
el hueco de
la cerradura

no se puede
salir pienso

no se puede
salir porque
no hay más

inminencia
cosas que
la palabra
no nombra

justo
después
me despierto
confundido

mientras
abro los ojos
olivia maúlla
y podría jurar
que sonríe.

lunes, 5 de febrero de 2018

actividad reciente

no digo
tu nombre
en voz alta,
sólo cuestiones
tangenciales,
ideas como peces,
caer con los ojos
abiertos, despeñarse
de la carne los huesos
el músculo incansable,
donde el deseo
enseñe a hablar
a las palabras,
no hay instrucciones,
la ventana entreabierta
ya lejos las mañas
de la noche,
el puñado de pájaros
que calma
la enredadera,
no hay instrucciones,
pero yo quisiera
ser un árbol
parecido a las manos
de mi abuela.

miércoles, 31 de enero de 2018

tablas, la partida no se puede continuar

un joven vuelve a su casa después
de cambiar recetas por golosinas.

le desearemos suerte, sí,
pero el autor es también un niño
con una navaja mariposa,
un enfermo terminal.

silencio.

todas las palabras
son variantes leves
de tan solo un par de frases:

“estoy como enfermo”,
“no del todo bien”
“en qué sentido me lo dice”

me gustaría hablar,
del amor y del vértigo.

de los latidos dispares
al pie de la mesa. porque
alguna vez el cuerpo fue
mucho más que esta superficie
rugosa donde brotan la tristeza.
y el espiche.

alguna vez fuimos árboles.

domingo, 28 de enero de 2018

mudra

está bien,
no somos
de leer
antes el
manual
de nada,
pienso ahora.

vos bailas
queens of
the stone
age mirando
el celular
a los saltos,

mientras
en la panza
de olivia
le hago mimos
a la tarde.

al principio
medio que no,
pero si estás
lo bastante
perdido,
cuaquier
movimiento
puede hacerte
de respuesta.

miércoles, 24 de enero de 2018

salva

tato dice
que todo
escarabajo
es torito,

metiendo
ahí adentro
al humo
y a las líneas
punteadas de
la ausencia

yo digo:
nada.

mientras
la noche
encoge
hasta entrar
entera
en un mismo
color
aprendido
de memoria.

lo único
que salva
es la música,
eso y estar
acostado

al silencio
hacerle
de semilla.

lunes, 22 de enero de 2018

errarle también es resistir

mirá
esas nubes,
miguel angel.
mi vieja,
señalando
a contraluz.

o el racimo
apiñado
que somos
frente al
único celular
con señal,
el partido y
el silencio.

un poco, uno
podría tentarse
y decir que
en las pequeñas
cosas etcétera.

guarda:
en realidad,
no sabemos nada.

pero eso tienen
en común el placer
y los choques múltiples.

a veces
pasan.

jueves, 18 de enero de 2018

entre las dos flechas de volumen

ahora
los nenes
duermen con
la ventana
abierta.

además
me cambiaron
las cuerdas
de la criolla
y el color
de las cortinas.

no el barrio,
ni la modorra:
ese microclima
de almohadones
y maullidos.

así las cosas
soy gardel,

pero mudo.

lunes, 8 de enero de 2018

new brookland tavern

hace unos días
fuimos a ver
una banda
acá cerca.

raro:
servían
el trago
en vasitos
de plástico.

también
descubrimos
el whisky
de canela,
más que efectivo
contra el frío.

en el patio
de atrás 
del lugar
se agolpaban
los fumones,
tratando
de mantener
el poco calor
que el cuerpo
había sabido
conseguir,

cuatro bajo
cero, todas
las bocas
echaban vapor
aún cuando el
fumo se hubo
terminado.

la vocalista
de la banda
tenía una voz
increíble.

así y todo
el ambiente,
para uno de
tan lejos,
resultaba
medio pechi.

pasado
el concierto
volvimos a casa.

la luna enorme
cortaba el azul
oscuro del cielo
y el alumbrado
público al costado
de la calle nos
engrupía de fiesta
infantil.

apenas eran
las doce
de la noche:

acá
todo el mundo
se emborracha
temprano.

viernes, 5 de enero de 2018

cara de veinticinco en el bolsillo

desde que existe
la publicidad contextual
no se puede confiar
ni siquiera
en los paranoicos.

jueves, 4 de enero de 2018

la fauna del patio trasero

cada vez que salgo
a fumar miro los
distintos pájaros
y pienso cuánto
te gustaría todo
esto: hay unos
más chicos
que las tacuaritas,
casi del tamaño
de un colibrí,
pero con las plumas
del mismo color
que los caseros.

acá le dicen
cardenales a unos
iguales a las brasitas
de fuego, pero más grandes:
anaranjado el pecho y las
alas, la cabeza de un rojo
intenso, tanto que parece
como pintado encima, más
que un color natural.

también
hay chingolos
y otros a los
que no les
conozco los
nombres.

se ven, además,
muchísimas ardillas
con la cola esponjosa:

saltan de rama en
rama, andan por los
cables de la corriente
y los teléfonos, entre
las hojas marchitas
del suelo. por todos
lados.  los locales
las ignoran por costumbre,
pero son muy divertidas
de mirar.

ayer, recién
levantado, me topé
con unas fotos tuyas:
estabas ahí en la entrada
del departamento de vera,
año dos mil dieciséis:

creo que
esa fue la última
vez que saliste
a la calle sin contar
las ambulancias,
digo, de paseo.

un poco lagrimié,
pero enseguida
me compuse, porque
de alguna manera
que no entiendo
o no tengo ganas
de explicar,
todavía te siento
muy cerca.

como si fuera
cierto que existe
un allá arriba y
que, desde ahí,
todavía vos y el juan
nos cuidan a todos.

martes, 2 de enero de 2018

requisa en el inconsciente

el frío
no alcanza
para congelar
las fabricaciones
de la cabeza
durante la noche:

seis bajo cero,
las pesadillas
se suceden
como fotos
tomadas por
un loco
cada vez
que cierro
los ojos.

dice mi viejo:
siempre hay
que buscar
la punta del ovillo
antes de empezar
a los tirones.

pero acá
no hay hilo,
ni manos
que pueda
reconocer
como propias.


viernes, 29 de diciembre de 2017

the marvelous mrs. maisel

elige a tus amigos
como si estuviéramos
en guerra, dijo
la tele mientras
miraba una serie.

la frase
se aquerenció
en mi cabeza,
repitiéndose
una y otra vez
como un mantra.

después salí
al patio a fumar.
el frío me espabiló,
los pájaros iban
de rama en rama
y el sol buscaba
su lugar entre
las nubes.

cada vez
entiendo menos
sobre la gente,
sus costumbres
y ese tipo
de cosas.

pero apuesto
mis dos manos
a que varios
sino todos
los que me rodean
saben cómo
tender puentes
con su cuerpo
y sus palabras.

cada vez
entiendo menos,
decía.

pero por el momento
esa sola noción
me resulta más
que suficiente
para seguir
caminando.

miércoles, 27 de diciembre de 2017

am trak

doce horas
faltan
en este
hamacarse
de un lado
para otro.

doce horas
de paisaje,
bajo el ruido
de las vías.

hasta ahora
campo abierto,
allá el agua,
acá los árboles
y algunas pocas
casas.

naranjales
que me hacen
pensar en
entre ríos.

al rato
las formas
desaparecen
detrás de
la noche:
en la ventana
apenas se ve
la trompa ambarina
de algunos autos.
lo demás es negro,
o, a veces,
azul oscuro.

sábado, 23 de diciembre de 2017

gorra

¿pegarle
a los jubilados?

abajo
del palo,
o de la nube
de gas vencido
es tu viejo
ese, el viejo
de alguien.

en serio,
¿pegarle
a los jubilados?

le estoy
hablando
a tu corazón,
como dice
garcía,
a ese nene
que fuiste
alguna vez,

antes
del pelo
al rape
y la cabeza
de doberman
mal comido,

cuando
el mundo
quedaba
en el estante
de arriba
y precisabas
ayuda para
alcanzarlo.

a la siesta,
¿no te hicieron
nunca un cuento?

¿no te
quisieron
jamás?

seguridad
no es
el ruido
de las botas,
ni un bufo
hirviendo
en el lugar
del alma.

seguridad
es un abrazo.

lástima
que en eso
vas a tocar
siempre
de oído

sordo.

martes, 19 de diciembre de 2017

compartió un recuerdo

al tiempo
le digo que no:
todavía hablo
de ustedes en
presente.

ahora estoy
en la loma
del quinoto,
pero no puedo
dejar de leer
diarios
y de preguntar
por amigos
que fueron
a las marchas.

¿viste que no eran
lo mismo? ahora
si marchás
tenés que dejar
dicho, avisar
cuando volvés.
jodido.

estuve viendo
videos donde
los detenidos
gritaban su propio
nombre mientras
los llevaban,
por miedo
a desaparecer.

miedo a desaparecer:
esta ya la vimos.

bueno, así
consumaron ayer
el robo blanco
más grande que yo
recuerde contra
los jubilados.

con toda
la yuta
en la calle.

y van
por la reforma
laboral, que
es otra manera
de decir
me cago de arriba
de un puente
en el trabajador
y sus derechos:

quieren
llevar al país
a un estadío
donde no exista,
ni haya existido
nunca el peronismo.

entonces pienso
en el abuelo,
callado de
tan sabio
en la punta
de la mesa,
llamándome mijo
o pichoncito
de alelí,

en ustedes como
la reserva moral
y afectiva donde
abrevar cada vez
que se pone
verdaderamente
feo.

como ahora.

jueves, 14 de diciembre de 2017

que suaves son tus dedos que suave sos hernán

los días no
desaparecen
por la canaleta
del juego
y la droga.

los días
pasan, mansos
y uno hunde
ahí las manos
con amor,
con lo
que tiene.

los días
no se ahogan
en un río
de metro
y medio,

no hay
que pedirle
ayuda a otros
países para
saber de ellos.

los días
son de todos,
ahora mismo,
lo demás
es religión.

antes
la patria
era el otro.

ahora,
es el límite

de la tarjeta.

miércoles, 13 de diciembre de 2017

fin del hambre

basta de joder
con las palabras.

la boca
que pronuncia
no es ni será
nunca el vuelo
del pájaro.

si conduce
la emoción,
entonces
es lenguaje.

lo demas
es tacos
y rabonas

de playstation.

martes, 5 de diciembre de 2017

nube

atrás
de la medianera,
los árboles
están cortados
en diagonal
por la luz
del sol.

en la parte
oscura una
paloma guisera
hace nido.

de a ratos,
los colectivos
reemplazan
nuestra tarde
por una nube
pesada
de gasoil
mal quemado.

también
se escucha
el ruido
de tus teclas,
meta trabajo,
plata o plomo
al silencio.

sábado, 2 de diciembre de 2017

jamuy jamuy

de la selva
bien adentro

canta el tipo
con una percu
planetaria y
otro músico con
un tatuaje en el
cuello a las cuerdas.

de alguna
manera, el
canto es
un resguardo.

detrás
de la ventana
cerrada, el campo
explota de estrellas
y ruido de grillos,
como constancia
de que la vida
siempre termina
por abrirse paso.

mientras tanto,
yo me retuerzo
en mi lugar,
incapaz de
vomitar,
oyendo de
soslayo
los llantos
arrastrados
y los suspiros.

yaku mama,
cantan ahora.

el cerebro
intenta traducir
la experiencia
en términos
conocidos

y falla.
una, dos,
mil veces.

recién
al amanecer,
o tal vez
un poco antes
logro dormir.

entonces
escribo:

a veces
estar solo
y perdido
es excusa
suficiente
para caminar
sin la radio
mal sintonizada
que es el
pensamiento.

domingo, 26 de noviembre de 2017

ruidos de paloma

no hablo
para moderados
con ataque
de adios
a las vegas,
que así mismito
se rescatan
apenas le ven
entera la cara
a la tristeza.

ni para los
que hacen
de su falla
un número
cirquero,

dando de comer
a los psicologos
y toda la industria
de la longevidad,
o el bienestar,
o lo que sea
que estén
vendiendo
ahora.

no me interesa
la posteridad.

tengo
a mis hermanos
entre los que no
se leen.

viernes, 24 de noviembre de 2017

inmediatismo y centro atrás es medio gol

vos
con la gata
en la falda,
tu dibujo,
el mate
y el blanquito
durmiendo
al lado.

esta tarde
sin viento,
la siesta
de la enredadera.

a veces
mirar
también es
satori.

domingo, 19 de noviembre de 2017

el imperio nunca terminó

disculpame
las palabras
donde caben
a un tiempo
la cuna
y el patíbulo.

a veces pienso
que estamos
regateándole
al silencio
el poco aliento
que nos presta,

que la voz
es puro
diente.

dicho
de otra
manera:

hablar
es como regar
un patrullero
esperando
que dé flores.

viernes, 17 de noviembre de 2017

la alegría es nuestra, hijos de puta

vivan
las lenguas
laboriosas,
las manos
amigas,

viva
lo crudo de
palabra,

la fantasía

y quebrarle
la cintura
a la enfermedad
con un enganche
imposible.

vivan
los dealers
puntuales, los
bares siempre
abiertos, la
siesta, el mate
a la mañana.

viva hacer
y arruinarlo
y volver a hacer
y volver a joderla,
como una meditación,
un ejercicio de la
conciencia. vivan
los abrazos.

porque
nos quieren
solos y tristes.

pero en casa
no se arrodilla
nadie.

miércoles, 15 de noviembre de 2017

frontera

los que leyeron
al traductor
de celine
y ahí nomás
comprendieron
entera la noche.

los que entregaron
la magia a mano
abierta apenas
vieron la realidad,
de lo chochos
que estaban
por entrar
en el jueguito
de darle nombre
a las cosas.

los que dictaminan
con la pija
del sentido
todo el tiempo
en la mano.

los cínicos
de vuelta
de todo
que al primer
cuartito ya
quieren hablar
de sentimientos.

por favor:
lejos.

martes, 14 de noviembre de 2017

declamación

la alegría
es un hecho
político.

dejame de los
que piensan
que se trata
de distintos
jugos en reacción
en el cerebro,
o de los hijitos
empepados de la
new age.

cada vez
que escondemos
un compañero
bajo la alfombra
porque no mide,
o discutimos
si las formas,

el enemigo
encantado.

miércoles, 8 de noviembre de 2017

uno

a mi dejame
de los caretas
que escriben
de una manera
y viven de otra.

si la discusión
es del orden
de las formas,
arranquen nomás.

cuando termine
de escuchar
atentamente
esta canilla
del todo
abierta,
calculo
que me iré
sumando.

jueves, 2 de noviembre de 2017

el sueño de enrique

anochece
y el cielo
se aplasta
de agua,
el aire
tiene
la lluvia
detenida
dentro.

diarios y tele:
de vido le manda
carta a cristina
y le tira con
el peronómetro.

el presidente
de la sociedad
rural asume
como ministro
de agroindustria.

a river
se lo llevó
puesto un tipo
con menos cintura
que un pollo.

vos salís
para el centro
y el departamento
queda en silencio.

los gatos
dan vueltas,
tratando
de ocultar
que conocen
lo infinito,
sin soltar
una puta
prenda.

pienso:
¿que hará
francescoli
con el desánimo?

¿cómo manejará
zinedine zidane
la desesperanza?

al final
pongo un disco
de nick cave:

viejo,
de la época
afiebrada.

así aprieto
fuerte los
dientes y dejo
que la cabeza
se vaya llenando
de alaridos.

la tristeza,
cuando no hierve
en acción, o por
lo menos rabia,
no sirve para nada.

martes, 31 de octubre de 2017

café en main street

ya vimos series,
fumamos y escuchamos
johnny cash. también
charlamos un poco
de algunas cosas
sin importancia.

ahora,
la tele titila
negra en letras
blancas: sin
señal.

vos estás
tirada en
el sillón
con uno de
los gatos,

la luz baja
te muerde
los tobillos.

recién
termina
de llover.

pienso:
no sé nada
del espíritu,
pero este
silencio
se le debe
parecer
bastante.

y después
lo rompo.

viernes, 27 de octubre de 2017

fumar cartón

ya no
puedo
creer
en la
poesía:

se hace
y se sigue
a lo oscuro,

con las
palabras
a tientas
y el silencio
calcándoles
los pasos.

atravesar
el fuego,
a veces,
consiste
apenas en
pararse:

dos patas,

la raíz
en una
planicie
de sordos
y policías
donde
la mitad
se parece
un poco,
o capaz
demasiado
a lilita.

martes, 24 de octubre de 2017

durmiendo con un ojo

resulta
que estado
policial
y doctrina
del enemigo
interno
no se dice así.
en realidad,
es el cambio.

no se toma deuda,
ni se avanza sobre
la cosa pública
con perspectiva
de negocio, sino
que se genera un
ambiente propicio
para atraer
inversiones.

y tampoco
es que se excluya
al sujeto político
de toda discusión,
reemplazándolo
por el rol
de consumidor,
es la alegría.

dicen
lemmy, hoon
y todos los
otros santos
que solos
no pueden,
que aunque
sea demos
una manito
desde acá.

martes, 17 de octubre de 2017

se ha detectado una amenaza

no preciso
otro intento.

no me moja
la pepa
la eternidad.

el error
es el único
poema posible.

antes,
todos querían
que pases
la punta.
hoy, dicen
que quieren
un personal
trainer.

los cordones de houdini

olivia duda
si jugar o no
entre la maraña
de cables al pie
de las guitarras.

creo
que les atribuye
algún tipo de vida
propia.

el día fue
un desastre:
las palabras
no hicieron
otra cosa
que tirarle
de la manga
a la depresión
para que mire
y no pierda
detalle.

buda está trepado
a la biblioteca verde.
entrecierra los ojos
como si en su espalda
descansara el universo.
después se aburre,
maúlla y salta de mueble
en mueble hasta ir a rascar
el vidrio de la ventana.

pienso
en todas las formas
de la ausencia.
en el cuerpo
como otra expresión
de la imposibilidad.

en dormir,
pienso.
hasta deshablar
los dientes
y que del nombre
quede solamente
el ruido bien aparte
del significado.

domingo, 15 de octubre de 2017

e-citalopram

en un rato
juega river
con suplentes
contra atlético
tucumán.

sigo escuchando
eels como en
busca de una
clave.

todavía
me silban
los bronquios
mientras duermo
y tengo que sacar
el pelo de los gatos
de mi ropa.

pienso en usar
la enfermedad
a mi favor. poner
las alucinaciones
a hacer trámites:

que vayan a votar,
paguen los servicios
y saquen la basura
todos los días.

que saluden al portero
y charlen del clima
con los vecinos.

que vayan ellas
al médico a buscar
recetas.

reducción
de daños
no es cambiar
el principio
activo,
es siempre
más amor.

sábado, 14 de octubre de 2017

micromachines

cosas chiquitas:
el tabaco armado,
los discos de los eels,
el saludo de los gatos
cuando vuelvo de la calle.

o el ruido
que hace el corcho
cuando salta por
primera vez
de la botella.

a veces
resistir
se parece
muchísimo
a volverse
invisible.

viernes, 13 de octubre de 2017

uno que no habla de santiago

todavía uso
el morral donde
llevabas el diario
a la playa. muchas
veces olivia va a
echarse ahí encima. 

hoy llovió
fuerte, ahora
los árboles
van de un lado
para otro detrás
de la medianera.

estoy tomando
mate con un disco
de los nuñez
que me hace
acordar
al campo:

pienso
en esas
caminatas
larguísimas
entre espinillos
y flores rojas
de tallo dulce
que vos me enseñaste
a comer para aplastar
la sed de la tarde.

mentiría
si dijera
que estoy mal,
pero te extraño
más con cada día
que pasa. a la
abuela también.

sería lindo
arrancarse
la ausencia
como una
cascarita,
volver
a juntarnos
para la cena.

pero
no se puede
todo. o, dicho
de otra manera,
ya cambié la magia
de la infancia
por la realidad.

y en esa transa
no hay devoluciones.

jueves, 12 de octubre de 2017

la bruja del setenta y uno en plan sadomasoquista

te escucho,
pero me crece
el ruido detrás
de las palabras.

digo, sí,
pero a medida
que suelto
la lengua
me refusila
el planeta
en los dientes,

como si alguien
tañera una cuerda
ancha como un brazo
cabeza adentro
y todo lo demás
hiciera de caja.

cuando hay
tormenta,
de noche,
si abro apenas
la ventana,
le siento
el asma
al viento:

mentira
que dice
el nombre
de nadie.

en su lugar,
tampoco andaría
de acá para allá
con mandados.

pasa
que camino
en dos patas,
me enseñaron
a hablar y encima

yo aprendí.


sábado, 7 de octubre de 2017

revaival

enfermera
enfermera
ENFERMERA.

gritan los atados,
como si todos
los muertos
del mundo
soplaran
dentro de
la última
vocal abierta.

despiertan
cuando se hace
de noche.

para que
los larguen
gritan,
pero nadie
presta atención.

el hospital
es un guiso
de ronquidos
y pesadillas.

enfermera
enfermera
ENFERMERA.

si te pasaste
unas buenas
seis horas
del otro lado
y te toca
despertar
a lo oscuro,
guarda:

cuando apagan
las luces
es dormirse,
o pelearle
a la cabeza
y adentro
perdemos todos.
lejos.

¿te acordás de
el primer día?
te asignaron
una cama mientras
vos creías que era
todo un error
y que ya iban
a volver
a buscarte
para ir a casa,

pero
la habitación
se cierra
y así también
el ascensor,
el pasillo,
la puerta
de reja
que da
a la escalera,
las palabras
carajo,
no puedo
hablar,
qué me dieron
tengo sueño
me quiero
ir de acá
por dónde
se sale.

enfermera
enfermera
ENFERMERA.

el mejicano
de al lado
entró en una
de boxeador
estrella
y dice que
tiene un asunto
pendiente conmigo.

pesa cuarenta
kilos recién
salido de la ducha,
con el toallón
encima

cuando lo chutan
pide por su vieja.

no me prendo:
voy a fumar
richmond al patio.

pienso:
agarrensé
cuando salga.

pero no.
después te calmás.

hasta que
aprendés
al final
a decir
que sí.

lunes, 2 de octubre de 2017

el flash en patines

¿son de verdad
esas personas
que caminan
por palermo
con el perro
y las rastas,
de esas que
enseguida
te hablan
de la energía,
o el pueblo
negro?

me acuerdo
que de pibe,
bastante
confundido yo,
me creía amigo
de uno que tenía
una chalita
de madera colgando
del cuello y una
foto de bob marley
en la pieza, donde
prendía unas velas
y queseyó que, como
si hiciera ofrendas.

paraguayo
fumaba el loco.
era de capital
federal y había
estudiado turismo
en una universidad
privada.

ojo con la
apropiación
cultural.

respeto.

cada uno
con su pedo,
pero por mucha
camiseta que uses
no amanecés enzo
francescoli.

domingo, 1 de octubre de 2017

para lechu

perdón
por el patio
vuelto una
chatarrería,
por fumar
en ayunas
cuando todavía
ni se huele
la mañana,
por el tedio
religioso
de las pastas,
por las veces
que se me apaga
la tele temprano.

puede ser
que tropiece
conmigo en el
intento de ser
alguien decente.

igual,
no quiero
ser salvado:
sé del tiempo.

la dimensión
del espacio
la resuelvo
cruzando
una pierna
con la tuya
mientras
dormimos.

jueves, 28 de septiembre de 2017

cincuenta y pico

hoy la enredadera
está desierta
de pájaros: manchada
de flores blancas
agita sus brazos
bajo el viento
del mediodía.

por la medianera
camina un gato
negro: buda lo mira
con curiosidad,
pero después olvida
todo y vuelve a lamerse
las patas de adelante.

salvo por
la perra de al lado
que ahora ladra,
el departamento
está en silencio.

yo espero
el efecto
de las pastas
mientras tomo
unos mates.

¿qué sabemos?

acá la casa,
más allá
el contrafrente,
el níspero
del vecino
y los tanques
de agua
del edificio
lindero.

todo eso hay.

lo que todavía falta
a grito pelado
es el pibe.

sábado, 23 de septiembre de 2017

milagro

a milagro sala
la obligan
a reportarse
todas las mañanas
con un gendarme
que la vigila,
ahí detrás
del tapial,
entre las cámaras
y los alambrados
que le pusieron
alrededor de la
casa.

ella sale
por el balcón,
en pijama sale,
recién amanecida,
y le grita:
¿dónde está
santiago maldonado?
al de verde que hace
la ronda.

ahí entendés
todo. las causas,
la tobillera, los
fiscales. al ruin
de morales incluso.

porque
¿cómo va a mirar
a la cara?

¿cómo puede ser
que no haya aprendido
la india esta a bajar
la vista?

ahora
escucho rock
para el negro
atila y pienso
que milagro
es una bandera
para todos
los que no podemos
hacer silencio frente
al estado policial.

dicho
de otra manera:
ladran, sancho.

con sus palos,
servicios y
todo el aparato
montado para
explicar
el hambre
con alegría.

porque aunque
ellos digan
juntos,
no están
para ayudarte:

están para
ponerte en
tu lugar.

jueves, 21 de septiembre de 2017

animalito

hay una foto
donde estamos
en la galería
de la casa
de los tíos.
navidad, o
año nuevo,
año dos mil
ocho.

yo salgo
parado detrás
de sus sillas
mientras ustedes
con gesto infantil
miran fuera de plano
hacia los fuegos
artificiales.

estos días
medio difíciles,
fue esa foto
el clavo
donde colgué
mi espina
para mantener
la vertical,

la canción
exacta
para cantarle
al animalito
asustado que es
la enfermedad.

martes, 19 de septiembre de 2017

no es que escriba siempre igual, es la realidad que viene mal cortada

diecisiete palos
nos va a salir
la jodita
de la pista
para corredores
en recoleta.

una senda
de caucho
con sensores
y última
tecnología.

nada
que envidiarle
a esos países,
ejemplo suecia,
o dinamarca,
que les gusta citar
a los gorilas para
hablar de valores
democráticos.

como
si la relación
con la patria fuera
la de elegir un color,
o una comida preferida
y no una de filiación,
o al menos algo
parecido a eso
en los días buenos.

diecisiete palos,
decía, en una
pistita de correr.

mientras
también corren
los días. van
arriba de cuarenta
sin el pibe: hoy
gendarmería allanó
tierras mapuches

y sigue la cantinela
del extremismo indígena
financiado por los kurdos,
o por londres, o vaya uno
a saber qué pelotudez.

por suerte
salió el último
de acorazado potemkin
y es una patada en los
dientes.

de alguna
manera simbólica,
son unas por otras:
apoyarse en las
canciones ante
una realidad
insuficiente,
ponele.

está.
buenísimo.
con la pista
el running,
todo.

unas por otras.

ahora andá
y explicáselo
a la familia.

sábado, 16 de septiembre de 2017

otro más así

pasaron
los días:
river perdió
feo en bolivia
y murió grant
hart.

hoy amaneció
soleado. puse
a calentar el
agua, saludé
a buda y olivia,
que vinieron
enseguida
a enroscarse
entre las patas
de mi silla
y fumé el primer
cigarro del día
en el balcón.

ahora suena
the argument,
afuera hay
una pareja
de horneros
haciendo nido
en el vértice
de la medianera:
veo que saltan
bajo el sol con
ramitas en el pico,
yendo y viniendo
de las plantas que
cubren el tapial,
enfocadísimos en
su tarea.

en la luz
amarilla del
mediodía, el
pensamiento
vaga y encuentra
siempre el mismo
hueco: ¿dónde lo
tienen al pibe?
¿qué lo hicieron?

lunes, 11 de septiembre de 2017

minuto (bis)

hoy llevé ropa a lavar
después de más o menos
un mes, la china me sonrió
con la cara entera como
siempre, "mañana" dijo
y me dio un papelito
con esas letras raras
que hacen ellos, andá
a saber lo que dice.

ahora escucho rudi
y nini flores, un poco
te extraño y otro poco
tomo mates pensando
en la nelly capaz por el
día del maestro, o capaz
por la cadencia de la
música que enseguida
me dibuja el campo con
sus alambrados y espinillos,
aunque esté metido en el
departamento mirando la
pantalla blanca yerma,
incapaz de germinar
brotes de nada.

también espero
que lou vuelva
de trabajar y que
anochezca, para que
resulte razonable
echarle trago encima
a estas ganas de hablarte,
o de hacerle un tajo al tiempo
tal como lo entendemos y meter
ahí las cosas que queremos cerca,
a salvo del mundo

minuto

porque sobra espacio
en la punta de la mesa
sin tu cuerpo gigante
en mi cumpleaños.

porque sé que tus manos
se parecen a las ramas
del árbol más hermoso,
pero cada vez me toma
más trabajo traerlas
de vuelta desde ese
campo donde las cosas
hablan y hacen a la vez
el silencio.

porque en mi pequeño
mundo hay cuestiones
que están o deberían
estar fuera de todo
tiempo, a resguardo
de los días y su
chiste repetido de
memoria.

porque todavía espero
el teléfono y arrancar
para vera, mostrarte
fotos de lou y de los
gatos, o jugar a los
dados, lo que sea,

como si pudiera pasar
en cualquier minuto
cada vez
que me siento
a escribirte.

viernes, 8 de septiembre de 2017

cuentos

pensaba
que nunca hice
una foto
de tus manos
y que de a poco
el olvido
va mordiéndoles
los bordes.

que la evocación
es siempre
una cosa
inexacta,
pensaba,

mientras
me iba acostumbrando
a los sujetos tácitos,
a hablarle al aire.

está,
después vendría
la paranoia
a arruinarlo
todo, pero
¿a que se podía
nomás estar
en el cuerpo
a la siesta,
con el ruido
de tus cuentos?

lunes, 4 de septiembre de 2017

casi diez

en el contrafrente,
la enredadera se llenó
de flores blancas y
de bichos que anuncian
lluvia. sobre la medianera
andan unos pájaros
a los saltos, como
si llevaran una misma
noticia de un lado
para otro. buda
y olivia los miran
con ganas, pero
al rato se olvidan
y vuelven a dormir
al sillón.

respiro hondo y
espero el efecto
de las pastillas,
buscando un hueco
en la tristeza
por donde huir
con la vida
entre manos
hacia un lugar
regido solamente
por canciones.

el truco del inmediatista muerto

llueve
como si no fuese
a haber un mañana
y yo  me pregunto
¿dónde está
santiago maldonado?
mientras acostumbro
la oreja a oír
de tendencias
revolucionarias
y de extremismos
en los noticieros.

todo
lo que está
quieto se moja,
escurre, llueve
a gota gorda,
repica el agua
contra la ventana:
la noche parece
un cuenco donde
el ruido del clima
y los que no están
hace eco.

acá algunos
tratamos de explicar
una vez más y desde
cero los derechos
humanos, en una llanura
de televidentes
y lectores de diarios
con apenas carne
en el lugar
del corazón.

está, capaz
no aprendimos
nada y hay
que dar todas
las discusiones
de nuevo.

pero antes
¿dónde está santiago?
¿dónde lo tienen?

domingo, 3 de septiembre de 2017

¿dónde está santiago?

estamos
a salvo
de la pintura
en aerosol,
¿entienden?

de la cadena nacional,
las retenciones móviles,
las pensiones por discapacidad
y los subsidios en los servicios.

totalmente protegidos
de las paritarias sin techo,
del fútbol, de los feriados
puente, y los centros
culturales.

a resguardo
de mapuches, pibes
con gorra, docentes
y sindicalistas.

otra vez
en el mundo,
pero fuera
de la historia,
sonreímos
encantados

como si
hubieran llegado
todas las inversiones.

sábado, 2 de septiembre de 2017

dormir, dormir

discutamos
las paredes
del cabildo,
los costos
de la pintura.
discutamos
los policías
heridos,
la alteración
del orden
público.

discutamos
largamente
la violencia
inusitada
repulsiva,
abyecta,
anti argentina.

determinemos
en qué medida
la política
debe o no
inmiscuirse
en asuntos
que están,
hagamos
el esfuerzo,
fuera de su
órbita.

igual que
los teros,
la tele grita
para un lado
pero pone
los huevos
en otro
muy distinto.

viernes, 1 de septiembre de 2017

seguiremos

dicen
alegría pero,
en cambio,
restauran
el estado
policial.

llamá
a denunciar
al docente
que hable
de maldonado
en clase,
dale.

patricia
bullrich,
sobre la
dictadura:
tal vez
los ángeles
no eran tan
ángeles y
los diablos
no lo eran
tanto.

no es
la teoría
de los dos
demonios,
estos tipos
van todavía
más allá:
son apólogos.

a veces,
creo, poesía
es consignar
ciertos datos
de la realidad
para que nadie
pueda hacerse
el distraído
después.

martes, 29 de agosto de 2017

nomás pegar un grito

no es
que uno esperase
la reforma agraria
de parte de macri,
pero estos tipos
se superan todos
los días:

ahora volvimos
a la doctrina
del enemigo
interno.

patricia
bullrich:
me angustia
que nos comparen
con la dictadura.

ah, la angustia,
ese estadío
inofensivo
de la tristeza.

igual, ojo:

prendé la tele,
cambiá mapuche
por subversivo
y contame.

a los abuelos

hoy me levanté temprano
el tato me dejó un tema
de los nuñez para arrancar
hay una humedad de locos
que le va en yunta
los gatos todavía duermen
lou dibuja para una gaseosa
la canción me hace acordar
a escriña
pienso en el ñato en la nelly
sabios de todos los silencios
también en el adrián
mi primer profe de música.

ustedes también están
en mi cabeza pero eso siempre
que miro al contrafrente y veo
la enredadera y el verde
siempre que veo un árbol
o algo me hace acordar
al campo.

a la tarde tengo que ir al médico
para que me vea una fractura
con suerte me da analgésicos
y pueda pensar un poco menos
echarle unas flores a la cabeza
que anda toreando hace días
hacer del cuerpo un hueco cálido
y dejarme ahí, puesto, mirando
las lechuzas la boina
objetos que declaman cierta
permanencia aunque de una
manera metafórica que no sirve
para un carajo.

sábado, 26 de agosto de 2017

te haría un mimo en la frente, pero me estorba el helado. y el asco.

todos estos
personajes
que se dedican
a aclarar
que lo de maldonado
no es una excepción,
sino la regla
harían bien
en poner
la mordacidad,
el ingenio,
o cualquier otra
de esas pajereadas
que los hacen
sentir interesantes
al servicio
de la realidad.

yo los abrazo.
cuando se den
cuenta para quién
juegan, les va
a pegar para
la mierda.

viernes, 25 de agosto de 2017

cantá, cantar hace bien

feliz cumpleaños, tweedy

pareciera
que donde la tele
dice que está
la vida hay sólo
un par de trucos
para olvidar
que estás muerto.

¿cuántos textos
más con el verso
"sin el pibe"
mientras discutimos
si la guerrilla
mapuche, o el proyecto
secreto de obediencia
automática que, se sabe,
tienen los terapeutas
del palo?

dice marcello:
la primera coima
del universo
se la pagaron
a dios.

a cambio,
agrego,
nos dejó
este asunto
de las palabras.



jueves, 24 de agosto de 2017

eso.

hoy hablé de vos
con mi psiquiatra:
le conté de tu manía
por coleccionar
figuras de lechuzas.

mientras tanto,
ella escribía
las recetas
y medio se
sonreía.

mirá si será
perro el tiempo,
que ya me cuesta
recordar tu tono
de voz, o tu manera
de caminar, tan
como yo me quiero
imaginar ahora
que caminan
los árboles.

en casa
todo sigue
como siempre:
salvo que olivia
me dibujó un siete
en la muñeca,
pero lo hizo
de susto.

a veces,
cuando escucho
yupanqui, me parece
que vos y el juan
andan acá cerca,
en el departamento.

al rato se me pasa,
pero ese sólo momento,
ya garpa.

miércoles, 23 de agosto de 2017

que feo llamarse alfredo y no ser ni zitarrosa ni bravo

hace poquito,
en tn,
leuco denunció
la guerrilla mental
de los psicólogos
kirchneristas.

dijo
que querían
colonizar
el pensamiento
de sus pacientes.

repito:
leuco denunció
guerrilla mental.

no lo dijo
en un sentido
figurado, ni
nada parecido.

chupala,
philip dick.

la realidad,
a veces,
ya está escrita
desde antes,
pasa que nadie
está leyendo.

lunes, 21 de agosto de 2017

las desventuras de roque estarr

a esto vino,
me digo mientras
miro la repe
del gol
de enzo pérez
contra instituto,
de finísima
factura.

hoy fue
un buen día:
river hizo cuatro,
antes vimos teatro,
y leí unos textos
en una casona
llena de escaleras
de boedo.

pero decir fue
un buen día
también es
contar otro
sin el pibe
¿entonces?

a veces,
a los partidos,
no los define
la lógica del juego,
sino el nombre propio

miércoles, 16 de agosto de 2017

distintas legislaciones gravitatorias o no

como spacemen 3,
los planetas suena
a quemar cuchara
para entender
una caída
anterior.

dame
una realidad
suficiente
y recién ahí
hablemos
de enfermedad
cuando hablemos
de drogas.

antes,
es todo guita
para algunos
y hambre
en la cabeza
para otros.

no es por
el tóxico,
che.
el sentido
ya le erraba
desde antes.

lunes, 14 de agosto de 2017

fractura de meñique

lo mío cabe
en un puño:

no hay anverso,
ni necesito
poner a otros
a decir por mí.

mientras
vos mirás
con ojos
de taquero,
contándole
las costillas
a cada verso,
yo me afinco
en la palabra
llena.

es desde ahí
que lo intento.
y puedo errarle
fiero, pero nunca
a media lengua.

durante
la asfixia,
hablo siempre
de la soga.

domingo, 13 de agosto de 2017

bis

escuchábamos
queen comentando
sobre la estatura
interpretativa
de freddie mercury,
mientras el auto
de gallito se comía
las líneas blancas
de la autopista.

antes, me había
roto un dedo
de la mano del
diapasón en un
partido pésimo.
encima perdimos
lejos.

el asfalto parecía
un terciopelo negro,
las estrellas arriba
rompían la noche
en mil pedacitos
que uno debía
rearmar en su
cabeza.

freddie, animal,
iba entre las
notas sin esfuerzo
a medida que gallito
cortaba curvas,
metiendo cada vez
más distancia
entre capital
y nosotros.

dicho de otro modo:
casi todo parece
en su lugar.

está el frío de campo,
la mecha, sus dos lados
y la impermanencia.

lo que no está
es el pibe.

viernes, 11 de agosto de 2017

sobre santiago maldonado

paredón
para fernando
iglesias.

no me interesa
dialogar.

no quiero
un debate
positivo
que haga
las veces
de servir
a la construcción
de república.

paredón
para fernando
iglesias.

no por odio
no por política.

como punto
de partida.

para fundar
de nuevo
las palabras.

martes, 8 de agosto de 2017

con el segundo de clouddead y problemas

esto
no está dictado
por la música secreta
de las palabras,
ni sé nada sobre
el lenguaje selecto
de las revelaciones.

acá se hace
y se lo arruina
a oscuras,
sin la lumbrera
del sentido.

todo carne
regada de nervios
y cavidades, curvas
cerradas, errores,
sí, errores de juicio
y de todas las otras
clases que ahora
no recuerdo.

siempre
a la sombra.

como el gruñido
de un perro ciego
que prepara el diente
sin jamás enterarse
por dónde va a caerle
la jodita.

domingo, 6 de agosto de 2017

corta el párpado

después vendría
la larguísima noche
de la lógica,
pero ¿a que éramos
felices cuando
la magia alcanzaba?

¿a que, al menos,
todavía éramos
inocentes?

ahora:
¿qué nos queda?
¿apretar el silencio
entre los dientes?
¿dejar puesta
la cabeza
en el futbolito?
¿criar recuerdos
como pájaros,
para darles
nombre y jaula?

no es sólo
clarín, que
sí miente.

es la realidad,
que no aparece.

sábado, 5 de agosto de 2017

i'm a bus stop boxer

así las cosas,
apenas un par
de cancioncitas
de cuna para
presumirle
al insomnio,
o a los bichos
que decoran
las pesadillas.

a la derecha,
guardia vieja
muestra sus bares
con toda la vestidura
de viernes

y para el lado
del hipermercado
van los que perdieron,
con una radio
mal sintonizada
en la cabeza,
cargándole
los huesos
a una muerte
aún por suceder.

en almagro
todavía
no amanece.

igual,
la cuadra
se ilumina
de azul
cada vez
que pasan
los pitufos.

jueves, 3 de agosto de 2017

american valija

si es uno
de esos días
donde no te salva
ni un compilado
de zidane en youtube,
iggy pop.

si ya es el cuarto
de fideos con aceite
y contando, iggy pop.

si prendés la tele
ya sin flores
y están hablando
de la grieta
en primera persona
y te dan ganas
de emprenderla
con un palo,
o lo que tengas
cerca, entonces
también iggy pop.

a veces
lo único que habla
en un tono que
dan ganas de escuchar
es la música.

miércoles, 2 de agosto de 2017

don barredora es quien yo soy

es en la cara
de las palabras
que me río,
borracho
de vino.

antes de todo
el enredo
de signos
que les pusimos
delante
para poder
reconocerlas.

es desnudo
que bailo,
en la boca
abierta
de la pesadilla
de la infancia,
doblándole
la apuesta
a los terrores
infantiles.

y frente al cuerpo,
esa operación
hueca y consciente
bajo el agua sucia
del tiempo.

esta
es la hora
amanecer
es ya.


lunes, 31 de julio de 2017

identidades reservadas

me muestra
la foto
y explica:

quiere venir
a comer a casa,
todavía
no lo puedo
creer.

de fondo suena
club de solos.
literal.

hasta los gatos
están dormidos
en la calle
no hay un alma.

yo digo:
si la vida
te da rastas,
hacé guiso
vegano.

y no sé
si hablo
de la foto,
o en términos
totalmente distintos,
pero por el momento
no me interesa
averiguarlo.

domingo, 30 de julio de 2017

sangría

ahora
lo mejor
es meterle
a todo pulmón
domingo arriba,
hasta olvidar
que hoy no hay
fecha.

postergar
la neura
de lo esperable.

que el significado
encoja mientras
el ruido de las palabras
sea cada vez más grande
no representa impedimento
alguno:

acá suceder
se escribe
con canciones.

domingo, 23 de julio de 2017

doctor, vengo a devolver estas alucinaciones

está,
soy disfuncional,
es decir: tengo
que tomar pastillas
para no ser tan
yo mismo.

de no hacerlo,
al cuarto o quinto
día, del mundo queda
apenas una bolsa
con dos gatos
dentro.

pero no dije
soy un turista
con medias
y sandalias
entre mi saliva
y mis dientes,

esto no es
un pedido
de ayuda.

yo me presento.
yo estoy

sábado, 22 de julio de 2017

se le caen los dientes a mi barba

toda conversación
es un hecho mental.

las palabras
están hechas
de la misma
no materia
que el tiempo.

la comprensión
es en el cuerpo:
se mide en espacio.

cuando tenga
la respuesta
en la punta
de la lengua,
silencio.

lunes, 17 de julio de 2017

don't you see i'm a natural

el flaco carabina
también se mudó
al otro barrio,
copiándole
la costumbre
a casi todo
lo bueno
de este tiempo.

acá
hay demasiado ruido:
todos tienen
opiniones enormes
sobre esto y aquello,
ahí donde debería
estar la palabra
como un puente,
o al menos algo
del orden de
lo vivo.

no es
que no quiera
entender de nada:
al lenguaje
me le mido
con las manos
atadas.

es que
mi boca
-la tuya-
es igualita
a la del pez.

viernes, 14 de julio de 2017

hacerte saltar parriba

ahora,
a la represión
en la tele,
le dicen
incidentes.

a los tipos
que reclaman
por su laburo,
les dicen
manifestantes.

eso
es el mango
de la sartén:

poner adentro
de las palabras
lo que vos querés
que digan.

eso
y que los del otro
lado se recaguen
quemando.

miércoles, 12 de julio de 2017

im more at home in my galaxie

hay algo ahí.

cuando shannon
hoon canta,
o cuando
zidane gira
sobre su eje
arriba
de la pelota.

un reflejo,
algo parecido
a una certeza:

la alternativa
a morir como un pez
fuera del plato,
a festejar
los empates
como si en ello
se nos fuera
la vida.

seamos
como ellos:
inventemos puertas
donde otros dicen
que no hay nada.


martes, 11 de julio de 2017

pie con hormiguitas

no estoy bendecido
por la paz
del espíritu.

el monte
hace silencio
en mis entrañas.

mi número
es a ciegas,
tanteando
los significados.

todo carne
y contradicciones.

¿esperaban
una revelación?

a llorar
a la iglesia,
en cualquiera
de sus formas.

viernes, 7 de julio de 2017

fascón

cuando bajamos
a la noche
con juan,
el frío
nos sacudió
los tragos
de la cara.

discutíamos
donde meter
a enzo pérez
mientras él
esperaba
el veintiséis
tosiendo un poco
a causa de las flores.

le dejé
un libro de poemas
y la promesa
de armar algún
quilombo de botellas
pronto, en su casa.

que vengan
el invierno,
el macrismo
y todas las otras
variantes
del desánimo:

de a uno,
acá
los atendemos.

jueves, 6 de julio de 2017

together at last

mientras
lou dibuja
una chica
con anteojos,
desde el black
lodge nos golpean
la pared debido
al volumen
de la música.

tweedy:
esto no es un chiste
así que por favor
dejá de sonreír.

además
afuera llueve.
el viento dobla
los árboles atrás
del contrafrente.

van a tener
que hacer
más que esto
si quieren
vernos claudicar,
dijo el muñeco.

no creo
que se refiriese
al macrismo.
igual acá en casa
le creemos.

miércoles, 5 de julio de 2017

reprise

guarda
con esa gente
que vive convencida
de que la poesía
es decir nenúfar,
o impostar la voz
como pariendo
un cactus luminoso
a la hora de leer.

eso, o dejarse
las rastas
todo el año,
o criar grasa
alrededor
del hígado,
o no mirar
la tele.

suelen ser
los mismos
que se quejan
de la corrupción,
cuando en realidad
lo que les jode
son los negros
en el cine.

como decía
el flaquito:
hay que impedir
que juegues
para el enemigo.

sábado, 1 de julio de 2017

notas frutadas y aromáticas en boca

¡depresión, depresión!

grita el boludo
tratando de despegar
al gobierno de la sangre
que todavía chorrea
por la escalera
donde hace ratito
se corcheó un jubilado.

dice:
un hecho desafortunado,
pero sin ninguna relación
con la política. después
también dice que al tipo
se le había muerto
la esposa y un amigo,
algo así.

también dice
que "los progres"
-usa la palabra
como si se pusiera
guantes de latex
en la lengua-
matan el humor.

nunca
se le ocurre
que quizás
él no sepa
hacer chistes.

lo que sí, resulta
casi simpático
verlo al boludo
hacerle los deberes
al patrón con cara
de rebelde, irla
de cínico citando
a luis otero
y cosas de esas.

digo casi,
porque cuando
te acordás
quién es quién,
enseguida
se te pasa.

sábado, 24 de junio de 2017

del sobreprecio en el trico

el noventa
y dos corta
guardia vieja
al medio
con su trompa
iluminada
azul y blanca.

enfrente
hay dos
que charlan
fumando uno,
apoyados
contra
un árbol.

en almagro
se cuecen habas:
palestina arriba
los muchachos
de la lata
desaparecen
de a poquito
en la olla
del delirio,
meta rascarle
los bordes
a la desgracia.

de espaldas
al hipermercado
quedan sembrados
los zombies,
como envases
vacíos de todo,
con apenas
un par
de reflejos
motrices.

manolo dice:
acá siempre
hay alguien
secuenciando,
esto antes
no era así.

después
también
desaparece
en bicicleta
y en silencio
en la boca
abierta
de la noche.


jueves, 22 de junio de 2017

padri

con el negro no
hijos de mil putas
fue lo primero
que pensé
cuando supe
lo de la clínica.

inmediatamente
después recordé
todas las veces
que me pateaba
a colocar, una
a cada palo,
mi buzo de arquero
y yo casi flotando
por las tardes
de la reja.

uno de esos
nueves petisos,
imposibles de marcar
en el área. ese
es el negro.

así lo tengo:
cruzándome la cabeza
a frente levantada,
metiendo una diagonal
rapidísima que termina
en pase a la red.

eso, o echando
la falta revirada,
de atrás, en un
grito que es
mezcla de vino
tinto y risa
verdadera.

negro querido
haceme un favor
grande: si llegás
a ver esa luz blanca
de la que todos
hablan, meté
un amague
a lo garrincha
y agarrá para
este lado.

te quiere,
el guardameta.

lunes, 19 de junio de 2017

otra lista así

del tiempo
de la revelación
todavía guardo
el gesto, igualito
al de una liebre
cuando le ponés
las luces altas
y queda inmóvil,
como pidiendo
por favor,
todo el cuerpo
blanco.

la costumbre
de trocar
lo que dicen
las palabras
por el subtexto
de los nervios.

la idea
de un todo
inalterable
y a la vez
en constante
cambio, tanto
que una descripción
sería hablar
de cosas muertas.

una directiva:
de lo que creas,
hacé siempre
lo contrario.

domingo, 18 de junio de 2017

casi

va a estar jodido,
pensé,
mientras larrondo
se sacudía la mufa
en la tele.

el partido
al final lo iba
a ganar racing,

pero yo no sé
si me refería
al campeonato,
o si hablaba
en términos
más generales.

oscurece: los gatos
andan con hambre
y van de un mueble
a otro buscando
qué tirar al suelo.

cuando saltan
por encima
de tu lámpara
de mesa,
sus sombras
crecen parecidas
a murciélagos negros
en el techo
de casa.


jueves, 15 de junio de 2017

atahualpa yupunkie

decía el tata:
tengo tantos
hermanos que
no los puedo
contar.

yo pienso
en gabriel
y sobre todo
en luisito,

ese ángel
con la cabeza
reventada
que vino
a auxiliarme
el primer día
en el patio
de la clínica,
mientras
se me dormía
la lengua
a causa
de la papa
que un enfermero
con la cara fría
como la muerte
había dejado
debajo.

en el pibe
de los bidones
de gbl, pienso.
y con él en todos
los que la colgaron
buscando otra forma
de comunicarse.

en el adri,
que desde
su equipo
de música
siempre
impecable
me pasaba
los discos
de creedence
y de led zeppelin
cuando yo era
un chichón
del suelo.

los que buscan
infructuosamente
en las palabras
y vuelven
a intentarlo,
empujando
con los dedos,
a contrapelo
del silencio.

los que tienden
un puente
donde antes
no había nada.

eso es familia.

no dejemos
que la derecha
nos robe también
las palabras.

lunes, 12 de junio de 2017

ya nadie lee nada

¿es mucho, no?
preguntaste
refiriéndote
al portaligas
cuando salí
del baño
y te encontré
en la cama.

yo me reí:
siempre río
si se me acaban
todas las palabras.

creo
que esa fue
la última vez,
pero no voy
a dar los detalles.

llovía fuerte
al irnos
del hotel.

el viento
tonteaba
con tu abrigo
y mis ganas
de armar
un pucho.

me acuerdo
que te acompañe
hasta tu casa.
después no sé más.

a veces,
en conversaciones
al azar, me parece
percibir tu recuerdo
como algo físico
acá cerquita,
pero al toque
se me pasa.

viernes, 9 de junio de 2017

cuchara de mezclar


vas a tener
que estar
un tiempo
sin mentir,
dijiste
como hamacando
las palabras
y la desconfianza.

después
te corriste
el pelo
de la cara
en un gesto
delicadísimo
y terminaste
el cigarrillo
con la vista
en la calle.

yo, que sabía
lo imposible,
prometí todo
con pelos
y señales.

no que quiera
justificarme,
pero hacía frío:

parecían días
de matar o morir,
con el sudor
bien ganado
como única
casa posible.

después
lo arruiné.
aunque ahora
no pueda
recordar de qué
manera.

en la fábula
del escorpión
y la tortuga,
yo sería
el río.

martes, 6 de junio de 2017

mirá

van a venir
las pastillas,
de mañana
y la calma
después
va a ordenarlo
todo para el lado
del sueño.

hace frío:
los gatos
se agolpan
en la cama
donde dormís.

me pasé la tarde
dando vueltas
con un par de frases
que no germinaron,
pero vi un gol
de chaca contra almagro
donde la tocaron todos.

unas por otras.

ahora la memoria
me hace trampas,
igual, en un rato
voy a buscar flores.

los relatos
fragmentarios,
la miopía
procedimental:

ahí está
el poema
posible.

lo demás
es gato
por liebre.

la casa blanca las pelotas

que el madrid
gane dos champions
seguidas es un crimen
de lesa humanidad,
yo no sé que hace
la gente que no sale
a la calle,

me soltó mi amigo
cuando terminó
la final.

también discutimos
si el último
en errar un pase
en estos seis meses
había sido modric,
kroos, o ritondo.

hablando
del codificado,
al final tenía razón
cappa cuando puteaba
porque le escondían
las pelotas.

eso, nomás.

lunes, 5 de junio de 2017

llorar y después enterrar a los muertos

no estoy acá
para distraerte
del hecho
de tus héroes
cayendo a pique,
como moscas.

¿no ves
cómo se entumecen
las patas de las
palabras de tanto
verso quieto?

no quiero
convencerte
de rezarle a éste
en vez de a aquel,
ni consolarte
cuando finalmente
apaguen las luces
y quedemos a solas.

no voy
a acariciarle
la panza al miedo
para que se esté
a raya: aquí
la espada,
esta es la pared

y en el medio
nosotros:

ese rojo
pringoso
en las manos
de la memoria.

hoy perdimos el campeonato

anochece.

river jugó feo
y perdió con
san lorenzo.

encima boca
hizo tres
y se acomodó
arriba.

el primer
tiempo lo ví
con olivia
en la falda,
mientras ella
hundía sus uñas
en mi panza.

después
el fastidio
y andar
por la casa,
gritarle
a la tele,
ese tipo
de cosas.

dije
que anochece:
eso lo sabemos.
eso y el frío.

un hombre parado
hace sombra
en el suelo,
decía mi abuelo
cuando quedaba
de pie al truco.

creo que viene
del todo a cuento.